"Con las buenas ideas, y a veces también con las malas, pasa lo mismo que con los átomos de Demócrito o con las cerezas de la cesta, vienen enganchadas unas a otras" (José Saramago)

sábado, 8 de abril de 2017

Cae la noche…


Hay un momento mágico del día, tan solo un par de horas sorprendentes, en las que todo parece detenerse. Después de la frenética actividad que desplegó durante el día y justo antes de que la ciudad se ilumine de nuevo, Manhattan se toma un pequeño respiro. Es el atardecer, junto antes de caer la noche…

Desde el South Ferry de Staten Island, la Estatua de la Libertad destaca sobre el escenario dorado del atardecer y recupera el protagonismo que durante el día le fue arrebatado.


Mientras tanto, el Flatiron sirve de telón de fondo a las sombras que el atardecer dibuja en su fachada.


Y la corona del Edificio Chrysler emite sus últimos destellos dorados antes de que se ilumine al caer la noche.


El SoHo se prepara para mudar su piel…


Y los edificios reciben los últimos rayos de sol...


… mientras, a orillas del East River, bajo el puente de Brooklyn, comienza el espectáculo cuando cae la noche y las luces de las oficinas del Dawntown comienzan a encenderse.