domingo, 3 de marzo de 2019

¡Pasen y vean!


Nada más despedirse del Sr. Zhang, cerró la puerta tras él y enfiló por largo pasillo que lo llevaría directamente a los ascensores. A pesar del cansancio que arrastraba desde hacía días, Norte no pudo dejar de sorprenderse por la bonita puesta de sol que se estaba produciendo allí afuera. Tras la enorme cristalera que recubría toda la fachada del moderno rascacielos, el ocaso ganaba protagonismo al día y una bella luz amarillenta inundaba hasta el último rincón de la Bahía de Hong Kong.

Desde que había llegado, el anochecer era para él en mejor momento del día. El calor sofocante parecía mitigarse ligeramente y eso le permitía abandonar el frescor artificial de los edificios y  salir a la calle buscando esa brizna de aire fresco que a veces venía de la bahía.

Nada más abrirse las puertas, Norte salió al amplio hall del edificio en el que el acero y el cristal eran los protagonistas. Tras unos segundos de duda, localizó el letrero que le indicaba la salida y se unió al torrente de personas que, como él, habían finalizado su jornada de trabajo.

Mientras se dirigía hacia la puerta de salida, se sacó la corbata y la blazer y se dispuso a salir al exterior; allí donde el aire acondicionado que lo había amparado durante todo el día no alcanzaba, allí donde la elevada humedad y temperatura se aliaban para hacer difícil la vida a las personas.

Tan pronto las puertas se abrieron, una bocanada de aire caliente lo envolvió anunciándole que todavía era demasiado pronto para que las temperaturas aflojaran y, durante unos instantes dudó si tomar un taxi o regresar en barco, atravesando la bahía.

Miró su reloj, sonrió y se echó su chaqueta al hombro, comenzando caminar tras las docenas de personas que se dirigían hacia el embarcadero situado a no más de 10 minutos. Desde que lo había utilizado, hacía ya un par de días, no había dejado de emplearlo siempre que podía, pero es que además la llegada de la noche hacía de la corta travesía un momento mágico.

Las embarcaciones de la histórica Compañía Star Ferry cubren la línea de la isla de Hong Kong a la península Kowloon, en una corta pero fantástica travesía de apenas 15 minutos durante las cuales, especialmente a esas horas, se puede disfrutar de uno de los más bellos skyline del mundo.

Tras esperar unos minutos para dejar bajar los pasajeros del ferry que acababa de atracar, Norte se acomodó en uno de los asientos y se dispuso a disfrutar del espectáculo.









43 comentarios:

  1. El paso del día a la noche en las grandes ciudades, símplemente, es magia.
    Adoro esa sensación de calor y humedad que agobia a Norte. Eso significa Asia: si estás fuera, quieres entrar; si estás dentro, quieres salir. Suelo quejarme de los churretones de sudor y las camisetas empapadas, pero realmente amo ese calor sofocante y mojado.
    Bella fotos, Norte.
    Un fuerte abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo los cielos se han abierto aquí en Galicia y llueve de lado jajaja,... así que quieres que te diga,... ahora mismo también yo añoro ese calorcito, pero reconoce que ese calor y humedad llega a saturar ;)

      Eliminar
  2. No me extraña que Norte eligiera el barco para hacer su recorrido, ¡las vistas son alucinantes! Hay una imagen en concreto que me ha enamorado y en la que parece que los edificios derraman color sobre el agua ya oscura. Al natural debe ser un espectáculo único.

    He disfrutado mucho de esta entrada :))

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los días hay un espectáculo de luz y algunos de los rascacielos no solo lucen con todas sus luces encendidas sino que se forman imágenes en sus fachadas, ... imagínate!

      Eliminar
  3. Hermosas imágenes de la ciudad reflejada en el agua, una duplicación invertida de la realidad que Norte ha captado en toda su belleza. La puesta sol sobre la bahía es magnífica. Dan ganas de conocer este sitio, a pesar del calor, para hacer el viaje en Ferry que, según Norte, es mágico.
    Ariel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Arie, a Norte le pareció mágico, ... es uno de esos lugares al que vuelves a diario ya que llega a producirte un cierto efecto hipnótico. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  4. Olá, Norte!
    Gostei do texto, e também muito das fotos. Registros mágicos desses reflexos coloridos das luzes dos edifícios na baía. Que experiências fantásticas que Norte tem. Boas viagens para você.
    Um abraço!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norte tem o privilégio de poder desfrutar de lugares como esse. Muito obrigado pelo seu tempo!

      Eliminar
  5. El reflejo sobre las aguas nocturnas del colorido que reflejan los edificios es espectacular. Al ver las imágenes de Hong Kong, encuentro una peculiar mezcla de estilos de ciudades estadounidenses como Nueva York, Los Ángeles o Las Vegas. Pero desde luego, es para ese ¡pasen y vean! que nos indica Norte.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hong Kong es una ciudad moderna, dinámica en la que se conjugan a la perfección elementos y construmbres orientales y accidentales,... y esa mezcla es fantástica Miguel. Un abrazo!

      Eliminar
  6. Detesto el calor húmedo, pero lo soportaría con tal de hacer ese paseo en ferry y disfrutar de los edificios de arquitectura futurista que reflejan sus luces en las aguas, mientras la noche baja.
    Un gran abrazo, Toño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Créeme Mirella si te digo que las penalidades del día se ven recompensadas al anochecer, estoy seguro que el recuerdo de ese pequeño viaje en ferry no lo olvidarías facilmente!

      Eliminar
  7. Magníficas vistas que nos muestras Norte. Ese viaje corto en Barco nos das un paisaje de la orilla de Hong kong con esas luces reflejadas en el agua.
    ¡Magníficas! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que tú, que acabas de regresar de esas magníficas ciudades de Oriente Medio, tendrás madníficos recuerdos de estampas parecidas. Muchas gracias por tu tiempo Mamen!

      Eliminar
    2. Si pero no creas, desde el mar veía los edificios de lejos y con bruma. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Gracias Norte por hacernos viajar (y no solamente por este artículo).
    Desde mi silla veo el mundo a través de tus ojos, que lo sepas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tara, ¡que beuno que regresas!,... con el desatre de G+ perdí el contacto con mucha gente. Me alegro que acompañes a Norte nuevamente en sus viajes!

      Eliminar
  9. Unas fotos y una descripción de esa gran ciudad que es Hong Kong impactante.
    Gracias por permitirnos viajar contigo ,es un gusto disfrutar de lugares tan hermosos con este.
    Esa duplicidad de imágenes de la ciudad la hace aún más poderosa.
    Un abrazo Toño
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes Puri que a Norte le gusta que le acompañen en sus viajes. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  10. Lo has contado como si de un relato de ficción se tratara, con tu estilo narrativo tan personal. Desde luego, Norte es muy afortunado por haber podido visitar esos lugares entre exóticos y tremendamente modernos y con una cultura muy distinta a la europea, lo cual es muy enriquecedor. No se qué tendrán las puestas de sol y el perfil recortado de lo que se ha dado en llamar skyline, que su observación a todos nos embelesa. Yo solo puedo hablar de esta experiencia en Nueva York, en una travesia nocturna de placer que nunca olvidaré.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, se parece a New York pero con esa pincelada exótica que le da un sello especial. Me alegra que te haya gustado! Un abrazo Josep Mª

      Eliminar
  11. Esas imágenes son para pasar, ver y... quedarse. ¡Qué bonito!
    Envidia me da Norte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo,... su visión produce un efecto casi hipnóptico. Me alegro que te haya ustado esta entrada! Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  12. Hermosa entrada. Los atardeceres y los amaneceres son como un puente a la fantasía. Me deja anodanada y con buena vibra.

    Esas sensaciones y las consecuentes fotografías hacen de la entrada, exquisita.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoal Keren, me alegro verte por aquí de nuevo, parece que la desaparición de G+ no ha impedido que mantegamos las coordenadas de nuestros amigos! Gracias por pasarte y dejar tu huella en l blog!

      Eliminar
  13. Pura poesia suas fotografias cada uma
    em sua plenitude e ares de sonho.

    ResponderEliminar
  14. Precioso este paseo. He imaginado el calor sofocante, la humedad y me he quedado con el paseo en barco con esa imagen de la ciudad que enamora. Muy bonito, he disfrutado de esta ciudad acompañando a Norte. Vaya ganas de conocerla.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Conxita que hayas disfrutado de la corta travesía, de ese escenario maravilloso que es la Bahía de Hong Kong y de los fantásticos atardeceres que nos regala esa ciudad. Gracias por acompañar a Norte!

      Eliminar
  15. hola Norte! hermoso paseo y bellas imagenes, nosotras estamos perdidas con el cierre de G, EN EL MURO PONIAMOS BELLEZAS COM ESTA QUE NOS ENTREGAS DESINTERESADAMENTE, ES COMO HABERNOS CORTADO LAS ALAS, TRISTES SALUDOSBUHOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norte ya lleva varias semanas fuera de G+ y no solo le molesta el cierre de la red social, sino que en su caso ha perdido todos los comentarios de sus entradas,... pero ha decidido que ninguna red social va a separalo de sus queridos compañeros de viaje. Ahora la mayoria estamos en una nueva red social "mewe". Un fuerte abrazobúho!

      Eliminar
  16. Me encantaría un día ser tú. Ver todo lo que ves y sentir lo que sientes.
    Que maravilla.
    Una maravilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario y descuida que si lo deseas tan intensamente no tardarás en lograrlo. Mientras tanto Norte estará encantado de tu compañía. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  17. Unas fotos magníficas, Norte. Es increíble como puede llegar a inspirar unos escenarios tan solo con contemplarlos con atención. Creo que cogiendo el barco las perspectivas de lo que se ve deben ser regalos para los sentidos.
    Hermoso reportaje a todos los niveles.
    ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que, para Norte, ese era el mejor momento del día. Gracias por tu tiempo Mila!

      Eliminar
  18. Después de un día de trabajo agotador, el paseo en Ferry parece ser un regalo de los dioses. Que bellos paisajes y el juego de colores que se proyectan en el agua parece una pintura de Afremov.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué lo digas María Rosa, al parecer a Norte le fascinó. Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  19. Impresionantes fotografías!!! Así da gusto terminar de trabajar!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho David!, por lo que cuenta, Norte alucinó con el paseo en barco al atardecer. Gracias por pasarte y comentar ;)

      Eliminar
  20. Qué fotazas Norte!!Tengo Hong Kong para pendiente! Hace un par de años estuve mirando para hacer un viaje pero al final no puedo ser.
    Me ha encantado tu entrada, Asia es mi continente preferido para viajar!
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Da la sensación de que el viaje fue corto, pero de seguro la impresión que te dejó fue y será larga.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar

Haz un comentario