miércoles, 1 de mayo de 2019

Caminando entre paredes y sombras


«Joder que frío»   ­̶  Pensó Norte nada más salir de su hotel situado en el centro de la ciudad.

No había comprobado la temperatura pero, a juzgar por la ligera capa de nieve que cubría las calles y el frío intenso que se colaba por los resquicios de su ropa de abrigo, casi podía asegurar que andarían en torno a los -5 °C; así que se  ajustó bien su gorro de lana, la bufanda y los guantes y echó a andar por las heladas calles de Bremen.

Comenzaría a anochecer en poco tiempo, por lo que aceleró el paso. A pesar de encontrarse en pleno mes de febrero y con una ola de frío que estaba dejando un paisaje helador en el norte de Alemania, quería llegar a su destino antes de que los restaurantes y los bares de Schnoor comenzaran a llenarse.


Su objetivo era disfrutar de uno de los lugares más antiguos de la ciudad, un barrio que todavía conserva su herencia marinera. Formado por calles estrechas y adoquinadas, con pequeñas casas tradicionales, su propio nombre deriva de la palabra cabo o cuerda, ya que era en este barrio donde los artesanos elaboraban los aparejos de los barcos en la Edad Media, durante la cual, la ciudad hanseática vivió sus momentos de gloria.


Schnoor ya no conservaba ninguna actividad relacionada con lo que un día  fue, transformándose en un bonito decorado sabiamente explotado que ofrece un ambiente tranquilo que parece haberse quedado anclado en el tiempo. Así que, así que para ver un decorado, siempre es mejor disfrutarlo sin visitantes que, desde su punto de vista, adulteraban todavía más su esencia.


Aunque tenía que reconocer que gracias a esa transformación comercial, Schnoor había llegado hasta nosotros. Es el milagro del turismo,… para bien y para mal.



52 comentarios:

  1. Me ha impactado ese deambular sereno, disfrutando de esas calles estrechas y adoquinadas, en un marco medieval donde parece que ni el turismo aún ha logrado adulterar su esencia... ¡eso sí que es un milagro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tienen los buenos decorados,... la verdad aunque todo está lleno de restaurantes y tiendas para turistas, la realidad es que la rehabilitación ha sido fantástica. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  2. ¡Qué bonito! Has usado además la expresión perfecta: Efectivamente, parece un decorado. Y ahora te diré lo mismo que me dices tú ¿Te imaginas cómo debió ese lugar en su tiempo?
    Pero... yo veo esa capita de nieve en el suelo y me da hasta dentera ¡Qué frío! ¡Mira que es mala la costumbre esa de que nieve en lugares del Norte cuando llega el invierno! Jjjjjjjjj
    A mí sabes que me pasa como a ti: sin gente... mejor. Aunque a veces tampoco viene mal un poquito de animación. Y bueno bueno, yo también soy de comer a deshoras con tal de no encontrar los locales abarrotados.
    Supongo que ser "antisocial" se está poniendo un poco difícil con los tiempos que corren jajajajaja
    Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bremen está muy arriba, casi pegado a Hamburgo,... así que cuando hace frío, allí es de verdad. En ese viaje la temparatura allí era de -9ºC, pero cuando llegué a Hambyrgo era de -16 ºC,... lo dicho frío de verdad, per a cambio uno puede disfrutar de Bremer Labskaus: un plato con historia. Se dice que cuando un marinero volvía a casa la familia lo esperaba con este plato para agasajarlo. Carne seca salada, remolachas, patatas, arenque, pepinillos, huevos fritos. Un verdadero plato de resistencia. ¡Bon apettit!

      Eliminar
  3. ¡Qué lugar tan pintoresco Norte!

    Alemania, y especialmente sus ciudades y pueblos medievales siempre me han llamado la atención. Es un viaje que me gustaría realizar alguna vez en mi vida. Quizás en verano sea una época ideal para no pasar tanto frío. Y lo cierto es que siempre es mejor ver los lugares sin ese turismo de masas pero como bien señalas quizás sin el turismo muchos lugares tan bellos que viven de él ya hubieran dejado de existir.

    Estupenda entrada. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya se sabe no se puede tener todo, pero muy a mi pesar debo reconocer que este tipo de iniciativas han posibilitado que este tipo de barrios lleguen hasta nuestros días,... a pesar del turismo ;)
      Un abrazo Miguel!

      Eliminar
  4. Una ciudad de cuento y como dice Estrella, casi un milagro que apenas la haya rozado el turismo... Preciosa entrada, Norte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no has entendido bien Marta,... turismo si tiene, pero gracias a ese proyecto de rehabilitación con tiendas y restaurantes, ese barrio ha llegado hasta nosostros,... aunque sea como un pequeño decorado. Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  5. ¡Hola Norte!
    Da gusto leerte nuevamente. Hundirme entre tus palabras y vivir a través de ti los lugares donde viajas. ¡Que gusto!
    Siempre he querido ir a Alemania, siento que se lo debo a mis abuelos paternos que son de allá. Ojalá cuando logre ir pueda disfrutar de un tiempo agradable.
    Un gusto leerte.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que visitar Alemania con frío tiene su cosa, jaja. Menos gente y vives el clima deverdad de ese país. Solo tienes que abrigarte bien!
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  6. Un "decorado" absolutamente precioso, como sacado de un cuento. Probablemente el frío y la nieve, a pesar de lo incómodos que pudieran resultar aquel día para Norte, contribuyeron a hacerlo aún más hermoso.
    Sabia decisión la de que querer admirarlo sin muchos vistantes merodeando :)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que el ingrediente climatológicole aportó al viaje un toque que a los del sur siempre nos seduce,... bueno, solo a algunos.
      Gracias por tu tiempo Julia!

      Eliminar
  7. Un lugar muy bonito y ese toque invernal aún lo hace más especial.
    Desde luego es un placer leerte y ver tan bonitas fotografías.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es,... el tiempo frío ayudó a que ese viaje fuese especial. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  8. Qué bonita es Schnoor! De Alemania no conozco nada, lo más cerca que he visitado es Chequia y Hungría, pero viendo estas fotos tan preciosas y leyendo el relato de Norte (o sea, tuyo, jeje), habrá que ir pensando en planear una escapadita, pero no en invierno, aunque se vea divino, porque para una friolera como yo, esos países están prohibidos en semejantes fechas, jeje. Gracias por tan bonita entrada, Toño, feliz tarde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El frío se combate con ropa,... jajaja. A Norte le gustan más los climas fríos que los cálidos,... y además menos turistas. Si te animas a viajar a Alemania te aseguro que no te defraudará, especialmente eses pequeños pueblos. Si así es, te recomiendo esta entrada:
      https://www.elbailedenorte.com/2016/06/el-inventor-de-momentos.html
      Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  9. Qué bonitas fotos Norte! No he estado en este pueblo en concreto pero sí conozco bastante bien Alemania. Hasta hace poco iba a trabajar a Munich cada dos por tres, y a veces me tocaba ir en época navideña, y es como dices...¡qué frío por dioooosss!! jajaja
    Me apunto tus recomendaciones!! Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alemania es fantástica y en navidades más, especialmente con sus mercadillos. En este barrio de Schnoor hay una de las tiendas más famosas de toda Alemania de adornos de navidad (abierta durante todo el año)se trata de Weihnachts TrÄume o Sueños de Navidad.Creo que te encantaría visitarla!

      Eliminar
  10. Hermoso lugar y preciosas tomas fotográficas Norte, gracias por presentarnos este ricón de Alemania, tan pulcro y bien cuidado, y con una historia que contar y de la que nos has adelantado algo.

    Imagino que aunque afuera esté frio, da la impresión de que adentro está calientito y con un ambiente acogedor, pero aún el frio exterior, las fachadas son hermosas.

    Como las calles son estrechas, el gran flujo de turistas tienden a viciar un poco lo visual del entrono, asi que buen punto el de esperar el momento adecuado para disfrutar con mayor tranquilidad sus calles y la belleza arquitectónica.

    Buen reto de la semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque en la actualidad no guardeninguna relación con la actividad que un día le dio ese aspecto, la realidad es que creo que se ha hecho una buena intervención para que esas construcciones llegaran hastas nosotros, ... a pesar de los muchos avatares sufridos a lo largo de la historia. Ahora con todas las comodidades del siglo XXI se puede disfrutar de la calidez de los locales. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  11. Fiquei imaginando essas vielas em tempos medievais, nada limpo e conservado como se vê agora.
    Lindas imagens feitas por Norte!
    Um abraço.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No passado, essas casas pertenciam a artesãos que trabalhavam na manipulação de barcos, por isso certamente eram lugares simples, mas certamente com uma beleza harmoniosa. Obrigado pelo seu tempo!

      Eliminar
  12. ¡Qué hermoso! Realmente parece el decorado de una película. Es admirable que tengas la oportunidad de visitar todos estos lugares, gracias por compartirlos con nosotros tus lectores. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Maravillosa entrada Norte
    te he leído y disfrutando de estas maravillosas fotografías, he volado hacía ese mágico lugar, donde siento la calma que me dan esos paisajes donde las casas son distintas a lo que la retina está acostumbrada, imaginando el olor a mar que siempre nos embriaga y nos trae aromas de libertad, de sacrificio y de gente sencilla, cercana , y a la vez un poco ruda ( eso dicen los que no los conocen de veras)
    Invitación maravillosa para ir y perderse para encontrarse , sin duda

    un abrazo y buena semana ( o lo que queda de ella )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te hayan gustado. A veces es necesario, para disfrutar de los lugares, buscar esos momentos en los que uno se encuentra más a gusto. A Norte le gustan más los lugares con cierta tranquilidad,...
      Muchas gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  14. También hubiera elegido una día así para disfrutar del lugar. Gracias por compartir tan hermoso lugar. Otro para la lista de viajes. Un saludo y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norte es como más disfruta de los lugares,... con cierto sosiego. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  15. Norte, me gusta esa reflexión final "para bien y para mal." muy alejada del dogmatismo de muchos. Aquellos que achacan al turismo una serie de daños colaterales, que tampoco quiero enumerar ahora. Pero esos mismos ignoran, o quieren ignorar, la cantidad de beneficios que trae ese mismo turismo. A veces vemos partidas presupuestarias elevadas destinadas a lugares turísticos. Son inversiones necesarias para tener esos ingresos que, bien administrados, benefician a muchos. Non hablas del beneficio que disfruta Schnoor a causa de su reclamo turístico. Otro tanto ocurre con los lugares del Camino de Santiago en nuestra tierra. me gustan esas inversiones cuando están bien realizadas, pues aparte de conservar bienes patrimoniales, benefician de un modo muy repartido a los habitantes de esos lugares.
    Tu relato, como siempre, nos sumerge en un hermoso amibiente en el que, contigo, lo mejor es dejarse llevar. Como siempre, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Emilio, posiblemente si no fuese por este destino que le han facilitado las autoridades urbanísticas de ese lugar, Schnoor no habría llegado hasta nosotros,... y aunque su dedicación original haya desaparecido, también lo ha hecho la actividad naviera,... así que seguramente fue todo un reto conservar, cuando quizás lo más fácil fuese "derribar".
      Un abrazo y buen fin de semana!

      Eliminar
  16. Que lindas imágenes, a medida que miraba y leía , pensaba que buen lugar para ambientar un cuento de amor o de misterio...

    Cuantas historias habrás escuchado, leyendas de otro tiempo que cada relato agranda.

    Saludos.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el lugar es muy pequeño, pero esta lleno de pequeños y estrechos callejones, casas que seguramente están repletas de historias,... anímate! seguro que como a Norte, nos gustaría uno de tus hermosos cuentos inspirado en ese barrio. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  17. Jo, desde luego me has mostrado mi ciudad ideal. Adoro el frío, y adoro esas casas que parecen sacadas de una caja de Playmobil. Levantarse por la mañana, abrigarse, pasear por esas calles empedradas, tomar un buen café... ¡Ay! Me encantó la entrada, Norte. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos tres, ... a Norte y a mi nos encanta el frío, ese frío seco e intenso que hace tiritar, ese frío glacial que parece que te va a quebrar las orejas,... pero claro, bien abrigado. Gracias por tu tiempo David!

      Eliminar
  18. ¿Cómo hiciste para sacar a la gente de las calles? Jaja Porque así, en un contexto solitario, se abre el paisaje y se observa mejor.
    Te dejo un abrazo, Norte.

    ResponderEliminar
  19. Que hermoso lugar y que tranquilidad se respira en sus calles. Gracias por adentrarnos en sus casas y en su historia, un pueblo digno de visitar, aunque en mi caso me pilla un poco lejos. Preciosas fotos Toño.
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
  20. Calles encantadoras, como salidas de un cuento de los hermanos Grimm y con el agregado de los escorzos de tus ojos expertos.
    El frío se combate caminando y después con algo bien caliente... o una copita de licor.
    Un abrazo, Toño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,... un placer tenerte de nuevo entre nosotros!

      Eliminar
  21. El turismo tiene sus pros y sus contras. Por un lado tiende a masificar algunos lugares pero por otro ayuda a que sitios que ya no tienen una actividad rentable sean reflotados y mantenidos. Piensa que de no ser por el turismo ese barrio tan emblemático estaría abandonado y sin cuidar al desaparecer la actividad que tenía antaño.
    Preciosas fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo,... ese barrio del centro de Bremen se salvó de milagro de la destrucción en la segunda guerra mundial,... y gracias al turismo ha llegado hasta nosotros. Lamentablemente eisten casos (y muchos) en el sentido contrario.
      Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  22. ¡Qué bonito Norte! Desde luego es casi como un decorado de un cuento y me ha recordado que había uno de los hermanos Grimm que precisamente cita Mireia, los músicos de Bremen, mira que si me dijeras que los habías visto no me sorprendería nada jajaja
    Son encantadores esos pueblecitos y sí, a veces el turismo consigue conservar lugares que se hubieran perdido.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la famosa estatua de los músicos de Bremen está a menos de 5 minutos andando,... así que muy lejos no andaban ;)
      Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  23. Es cierto, Norte, para bien o para mal todo va cambiando, es lo que tiene vivir en la dualidad y por tal, aceptarla y tomar en este caso, este fabuloso viaje a Schnoor en algo que merece la pena. Qué bien me suena para ir a visitar el lugar, adentrarme por lo antiguo y estacionarme en la Edad Media e imaginar esos momentos de gloria.

    Precioso reportaje fotográfico y documentación.
    ¡Buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Schnoor es un barrio de Bremen, situado en el centro, así que al visitar Bremen se puede disfrutar de muchas cosas y apenas a 1 hora esta Hamburgo,..
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  24. Hola!cada vez que llegamos a tu blog lo pasamos fenomenal .es como entrar a otro mundo.a otra dimensión. Que se yo! Y leyendo los comentarios que aportan tanto es un disfrute maravilloso!abrazosbuhospital.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norte está encantado de que le acompañeis en sus viajes. Me alegro de que os haya gustado!

      Eliminar
  25. Mira lo que me ha salido en el saludo!!!! Es que no dan ganas de irse!!!! Besazos😁😃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso se llama inteligencia artificial,... y es que esos correctores ... jajaja
      ;)

      Eliminar
  26. No me gusta el frío intenso, pero soy capaz de resistirlo estoicamente a cambio de poder vagar por esas bellísimas calles empedradas que parecen sacadas de una postal de Navidad. No solo alabo tu forma de narrar las experiencias y visitas de Norte sino también la gran calidad y belleza de las imágenes con las que las acompañas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Josep Mª, ya sabes que Norte se siente inmensamente feliz en vuestra compañía!

      Eliminar

Haz un comentario