sábado, 14 de abril de 2018

El hermoso reflejo de la transparencia



El día frío del mes de marzo no desanimó a Norte. El cielo despejado y la atmósfera límpida hizo que la luz incidiese sobre las pieles de vidrio de los edificios. Fue entonces cuando las fachadas de la ciudad se transformaron en enormes pantallas que reprodujeron una bella paradoja visual,… una realidad alterada que cambió su percepción del espacio y que de inmediato le fascinó. Eran las cajas de cristal, eran las pieles de vidrio de la ciudad de New York,… era el hermoso reflejo de la transparencia.