sábado, 1 de junio de 2019

Azul, azul,...


«Podría pasar horas y horas contemplando el mar...»   ̶ pensó Norte mientras se dejaba acariciar por el viento procedente del mar. Una corriente de aire cargada de aromas salinos que henchía sus pulmones y revitalizaba cada una de sus células.


Frente a él, el cielo y el mar infinitos, con ese azul rabioso, ese azul irrepetible del Mar Mediterráneo, una de esas creaciones que solo son posibles cuando la naturaleza se pone manos a la obra y que, desde el punto de vista emocional, le inducía a ponerse en sintonía con el medio que lo rodeaba.


Y en el Cap Formentor, allí donde la Sierra de Tramuntana se pierde en las profundidades del Mar Mediterráneo, es allí donde el mar se apropia de la tierra, ejerciendo ese efecto hipnótico, ese espectáculo incesante para los sentidos,… es la luz, es el color, es el mar y el viento,.. es naturaleza en estado puro.


Pero sobre todo es azul, azul profundo, azul inmaterial y frío… y tan hermoso.








47 comentarios:

  1. ¡Cuánta belleza, Norte!
    Nunca he estado en Palma, pero desde luego creo que me estoy perdiendo uno de los paisajes más bellos de nuestro país.
    Me encantan tus palabras, Norte. Creo que sólo los que somos del mar y lo amamos podemos dirigirle palabras tan bonitas porque, sólo los que somos de mar, lo tenemos interiorizado y sabemos que llena una parte de nuestras vidas. De hecho, el mar era una de las cosas que más eché de menos cuando vivía en Madrid.
    Pero es que... es tan misterioso, tan grande, tan azul,...
    Unas fotografías preciosas.
    Un fuerte abrazo!!!!!
    Por cierto, se te echaba de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esta que estamos viendo es la Palma no urbanizada, pero colapsada hasta los topes de turistas,... ni te imaginas la de peripecias que tuve que pasar para evitar los miles de turistas y automóviles aparcados en en cuneta de la carretera,... y eso que yo no iba de turista. Quise rcordar esta parte buena del viaje y no quedarme con la sensación gente abarrotándo un medio natural tan excepcional como la Sierra de la Tramuntana perdiéndose en el mar...
      Gracias por tu tiempo Macarena!

      Eliminar
  2. Un espectáculo para la vista, donde una vez más la naturaleza muestra su grandeza y nos recuerda lo afortunados que somos de poder disfrutarla.
    Yo tuve la oportunidad de ser testigo de la furia del mar en ese mismo lugar y me pareció tan increíble que pensé que estaba en el fin del mundo.
    Unas estupendas imágenes que me han traído muy buenos recuerdos a la mente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar sereno, el már tempestuoso,... el mar siempre hermoso. Me alegro que te haya gustado y que te haya servido para revivir bonitos recuerdos. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  3. Un lugar paradisíaco. Me alegra que estés de vuelta:)

    ResponderEliminar
  4. Cuanta belleza toda junta y que placer poder verla. Imagino la emoción que debe ser estar frente a ese azul y a esas sierras.Norte te felicito y te envidio, un lujo.
    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Mariarosa, la Sierra de la Tramuntana en Palma de Mallorca es un lugar fantástico, especialmente en el cap Formentor, allí donde la sierra se pierde en el mar. Gracias por dejar tu comentario.

      Eliminar
  5. Ay Norte, qué bonito!! Yo también podría pasar horas mirando el mar. Adoro el mediterráneo, da tanta paz!! Y has sabido transmitirlo con tus fotos y tus palabras. Conozco las islas, y Palma de Mallorca, aunque no es mi preferida de las tres, me encanta.
    Ya que has nombrado la Tramuntana, ¿sabes que cuando cree el blog dudé entre dos posibles nombres? Uno era Lo que el viento se dejó, que es el que tiene ahora, y el otro era Historias de Tramuntana.
    Me ha encantado tu entrada y lo que transmites en ella, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es María le decía a Macarena hace un rato que la masificación de las islas es terrible, seguramente conoces esa estrecha carretera y lo a atestada de coches que está en verano, lo hace prácticamente imposible circular por ella. Aún así la Sierra de Tramuntana es bellísima. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  6. Conozco también esa zona del norte de Mallorca que nos muestras a través de tu bella y variada colección de fotografías con un enfoque espectacular.
    Por supuesto, el azul en toda su amplísima gama aparece generosamente en estos maravillosos paisajes costeros, donde cielo y mar van degradándose en una paleta solo diseñada por el misterio de la divina naturaleza.
    Me alegro que disfrutases de este asombroso paraje mediterráneo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, esa gama de azules es infinita,... tanto que llega a ser casi hipnótica. Es lo que tiene la naturaleza. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  7. Hola! Belleza pura y natural.gracias!es un sueño que soñamos siempre el viajaR y que algún día cumpliremos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por vuestro comentario,... me alegro que os haya gustado!

      Eliminar
  8. El Mediterráneo tiene para mí un encanto particular y también he disfrutado contemplándolo. Ese azul se te mete adentro y se convierte en cielo.
    Hermosas fotos, Norte, felicitaciones por el viaje.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad?,... ese azul te asombra y se te mete hasta dentro,... Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  9. Creo que con tu primera frase ya estaba seducida. ¿Qué tendrá el mar que nos atrapa, nos seduce, nos conmueve y se nos mete tan dentro...?
    Una dosis de mar nos llena de energía para todo un año ;)

    Precioso entorno y precioso mediterráneo, unos paraísos que deberíamos cuidar mucho más y librarnos de tanta especulación inmobiliaria que lo destroza todo.
    Besos Norte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar siempre tan diferente y cambiante. En mi tierra es verde esmeralda (por la cantidad de plancton que contiene),... quizás por esome fascina ese azul tan intenso del Mediterraneo... a pesarde la presión del turismo. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  10. Además del relato, por supuesto, me gusta especialmente el título, porque
    se podría repetir azul infinitamente, tanto como mares y días hay, y yo nunca sé cuál de las distintas tonalidades me gusta más ¡Cuando veo alguna que me parece insuperable, increíblemente hay otra que la supera!
    ¡Enhorabuena una vez más, Norte!
    Y muchas gracias por estos regalos que nos haces, con tus relatos me pasa lo mismo que con el mar, ¡cuando al leer cada uno de ellos crees que es el más bonito, escribes otro que lo supera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Gloria por acompañar a Norte en sus viajes. Me alegro que te gusten las crónicas viajeras de Norte. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  11. El mar en su estado más puro con su azul mas intenso, ese poder del azul del mar que nos atrapa y nos introduce en las profundidades.
    Una fotos espectaculares, se recrea la vista viéndolas.Gracias una vez más por compartir tus viajes , así da gusto viajar,en tan buena compañía.
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que también Norte agradece vustra compañía. El Mediterráneo, tan diferente al Atlántico,... ambos hermosos,... ambos infinitos.
      Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  12. El azul, mi color preferido, inunda y desborda cada una de las postales que nos ha regalo Norte. Conozco la Tramuntana, y es un paraíso. También la Mallorca interior, que siendo una gran desconocida, tiene parajes increíbles. Hasta hay un pueblo con el nombre de Pina :). Un gran abrazo y gracias por este regalo tan, tan azul.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Sierra de la Tramuntana es una de las partes de isla de Palma de Mallorca en dónde la urbanización turística no ha llegado,... aunque desafortunademnte sí el turismo masivo. Las caravanas de coches y atascos en sus estrecha carretera dan buena fe de ello. Aún así, una vez arriba todo se olvida cuando ese azul inunda tus sentidos. Un abrazo!

      Eliminar
  13. Igual que Norte, una servidora se pasaría horas contemplando el mar. Tenía ganas de visitar esa zona tan hermosa que nos muestras de las Islas Baleares, quedo agradecida de que me muestres una parte que visitaría nada más llegar.

    Son unas imágenes preciosas, y el texto, últimamente cada vez que te leo me pareces más poético con tus textos. Se me hacen cortos, amenos, escritos con sutileza y percibo un gran cariño puesto en todo el conjunto, y como que respiras cada letra.
    Mis sinceras felicitaciones.

    ¡Buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus elogios Mila; como ya sabes Norte trata de trasmitir las sensaciones que le trasmiten los valores ecológicos, historicos y culturales de los lugares que visita, y cada día se siente mas satisfecho por la compañía que le proporcionais tod@s los que lo acompañáis. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  14. As imagens são maravilhosas, assim como a frase: "Mas acima de tudo, é azul, azul profundo, azul imaterial e frio ... e tão lindo."
    Belíssimo post, Norte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A água do mar mostra diante de nossos olhos uma variedade de azuis extraordinários, e embora isso tenha uma explicação científica, Norte gosta de pensar que isso se deve exclusivamente à beleza do mar.

      Eliminar
  15. ¡Oh! Has visitado mi maravillosa Isla. Me alegro que sientas todo eso. Mallorca es hermosa, dicen que es "la isla de la calma". Y tienen mucha razón.
    Me has dejado volar sobre mi isla un poquito más profundo.
    Que bello.
    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado,... especialmente si vives o eres de allí,... eso significa que lo que le ha trasmitido a Norte el lugar está en sintonía con los que la conocéis bien. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  16. Hoy Norte nos regala una colección de azules increíbles, maravillosos, inmateriales y perfectos. No me extraña que pudiera pasarse las horas contemplándolos, observando sus variaciones, sus juegos con la luz y el ojo humano; a mí también me encantaría.

    Una pasada las fotos. De buena gana me perdería en cualquiera de ellas :))

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantásticos verdad?,... el Atlántico, especialmente en Galicia suele presentar colores verdosos (fundamentalmente por la riqueza en placnton de sus aguas),... quizás Norte quedó fascinado por los azules del Mediterráneo. Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  17. ¡Ay! Disfrutando las fotos que nos compartes y ya en junio, aspirando el perfume de las vacaciones... Una entrada maravillosa con unas imágenes que captan toda la fuerza de ese azul, mar y cielo, tan de nuestro Mediterraneo. Un fuerte abrazo, Norte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azul en todas las dimensiones,... gracias por tu tiempo David!

      Eliminar
  18. Los azules.Esa luz abriéndose al sol o a las tormentas.Todavía es muy bella Mallorca, aunque algunos la hayan intentado destrozar.Abrazos Norte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Betty,... a Mallorca todavía le quedan lugares realmente hermosos, y uno de ellos es la Sierra de la Tramuntana y el Mar que la rodea. Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  19. Que lindo contraste ese azul, con ese otro azul y ese otro azul del cielo y los reflejos de distintos azules en las rocas tan blancas...

    Hermoso litoral, azules aguas y preciosa vista, la grandeza del mar es algo impresionante.

    Gracias por el regalo Norte y por las letras que acompañan estas fotografías, documentándonos del lugar donde se encuentra esa naturaleza en estado puro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa gama de azules fascina ¿verdad?,... Muchas gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  20. Tú lo has sabido decir muy bien AZUL AZUL apoyado en las imágenes que nos regalas.
    ¡Ay ese mar, Norte!¡Cuántos azules!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tara,... como tus amadas Islas Canarias, las Islas Baleares guardan multitud de contrastes. Gracias por pasarte y acompañar a Norte en este viaje.

      Eliminar
  21. Realmente el mar tiene un poder hipnótico. Por mucho que uno contemple la misma estampa, no deja de sentir una constante sensación de libertad e inmensidad. Y la imagen que ofrece el contraste entre el mar y las rocas, especialmente cuando las olas rompen violentamente contra ellas, es un espectáculo sublime. Y da igual en qué punto cardinal nos encontremos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que el mar, así en estado puro, atrae nuestra atención de manera irresistible...
      Saludos Josep Mª!

      Eliminar
  22. Yo he estado allí, qué hermoso , qué inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos de lugares hermosos permanecen vívidos en nuestra retina Manuela. Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  23. Un lugar cálido para lo que viene tocando. Cómo no perderse entre azul ¡me encanta el azul! y me deja de manera que me succiona y me vuelve a transportar al lugar, más renovada sin necesidad de bañarse. Embelesada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo Keren que el azul no te deja indiferente,... gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  24. Adoro el mar, ese mar , otro mar, cualquier mar, y ante todo mi mar.
    Mediterráneo de luz que a veces tanto se extraña por estos lares, Norte , de ahí el asombro que mis pupilas delatan cuando lo tengo delante , cada mar un universo , cada mar único y al mismo tiempo parte de un todo como el ser humano
    un beso y buen finde
    Gracias por el viaje , las fotografías incitan a volver en esta primavera alocada

    ResponderEliminar

Haz un comentario