miércoles, 14 de octubre de 2020

El susurrar de las piedras

 «El claustro románico más hermoso»   ̶̶ recordó Norte la conclusión de un artículo sobre Santo Domingo de Silos, mientras se perdía en el silencio que aquel lugar le estaba regalando. Afortunadamente esa no era una decisión sobre la que tuviera que pronunciarse, pero es que, además, estaba seguro que la elección de cada persona, por unas razones u otras, sería distinta. En su caso no le cabía la menor duda y si tuviera que decantarse por alguno, lo haría por aquel claustro.

Había tenido suerte, mucha suerte y en el turno de visitas que había reservado no se había presentado nadie más que él, … todo un lujo que Norte estaba dispuesto a paladear con el placer que proporciona un lugar en donde el sosiego y la serenidad alcanzan proporciones inusuales.

Conocía sobradamente los aspectos históricos y artísticos que lo caracterizaban, no en vano lo había visitado en varias ocasiones y en todas ellas había disfrutado de las interesantes descripciones de los guías; quizás por ello declinó la visita guiada y se limitó a un simple paseo por el claustro en la soledad más absoluta.

Solo recordar algunos hechos históricos vinculados al cenobio, causaban en Norte una agitación interior difícil de controlar. Pensar que Rodrigo Díaz de Vivar donó alguna de sus posesiones al monasterio o que, camino de su destierro, pasó por allí cuando el claustro todavía estaba en construcción, dan una idea de los avatares y circunstancias con los que el Monasterio de Santo Domingo de Silos convivió a lo largo de su historia.

Algo parecido ocurrió con sus aportaciones a la cultura y escritura medieval. Y es que en el escriptorium de la Abadía vieron la luz las Glosas Sinensis, en las que se recogen las primeras palabras castellanas escritas. En realidad se trataba de cometarios en lengua romance peninsular realizados en los márgenes de un códice escrito en latín, … 
Pero si algo le fascinaba a Norte de aquel lugar era su aspecto artístico, … especialmente el claustro, el centro de la vida del cenobio, el lugar de donde parten y a donde llegan las actividades diarias del monasterio. Con esa armónica conjunción de arcos, columnas y un infinito catálogo de capiteles figurativos y relieves bellamente decorados con escenas bíblicas que lo hacen único.
Detenerse ante cada capitel era para Norte como descubrir la historia tras cada uno de los motivos vegetales, arpías, aves y leones, entrelazos de cestería, combates de caballeros y un sinfín de escenas bíblicas en la piedra bellamente trabajada, … era como escuchar el susurro de las piedras en una hermosa melodía en la que se entremezclaba el sonido de los cinceles de los maestros canteros y las oraciones de los monjes.



49 comentarios:

  1. Precioso lugar. Un tesoro sin precio. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda,... a Norte le fascina.
      Gracias por tu tiempo Susana!

      Eliminar
  2. Es muy bello este lugar, se respira paz. En la arquitectura se nota que antes pensaban y obraban de manera distinta a nosotros. Hay como una preocupacion por ciertos detalles que hoy no tenemos.

    Las fotos son bastante claras.

    Obviamente esta arquitectura debe servir para ese fin: Elevar el Espiritu.

    Repito, es una gran recomendacion para un viajero que quiera ver y visitar algo notable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Hugo que te haya gustado la recomendación de Norte. Silos es un lugar muy hermoso repleto de historia. Gracias por tu tiempo y buen fin de semana!

      Eliminar
  3. Ohhhhhh ¡Espectacular, Norte!
    Lo que me gusta de visitar tu blog es esa mirada diferente con la que Norte observa lugares únicos.
    Realmente los capiteles y las escenas bíblicas son una auténtica obra maestra del arte y lo que esto en mí evoca es la maestría con la que se trabajó en un tiempo muy lejano difícilmente reproducible hasta con nuestra tecnología más puntera.
    Un fuerte abrazo, Norte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Norte solo le fascinó la belleza del lugar,... te das cuenta de la cantidad de momentos históricos relacionados con ese lugar?,... que el Cid pasara por allí, cuando se estaba construyendo,.... las glosas sinensis,... en fin todo un lujo de lugar,...
      Buen fin de semana!

      Eliminar
  4. Que lujo poder leer a Norte en su pura esencia y con esa elegancia que le caracteriza al escribir. Un texto, además, en el que se nota el disfrute del autor al redactarlo. También me alegro de compartir una experiencia que he vivido un par de veces en directo. Conozco el lugar, conozco el pueblo y muy buena parte de la provincia. Se podría decir que hablamos de un lugar de película.
    Un fuerte abrazo y gracias de verdad por conseguir lo más difícil: quedarse con ganas de que el texto hubiera continuado por tiempo indefinido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes Miguel,... Burgos es una provincia fantástica que aúna arte, historia, naturaleza, tradiciones,... y Silos es una parada obligada. Por otra parte Norte te agradece tus comentarios, siempre tan personales y tan próximos.
      Muchas gracias!
      PD.- Se nota que a ti también te fascina el lugar...

      Eliminar
  5. Un lugar precioso. Uno de los monasterios más bellos del mundo. ¡Qué envidia ese solitario paseo de Norte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se tiene la oportunidad de paladear a solas un lugar así, son momentos que uno puede dejar escapar Marta. Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  6. Hermosas las descripciones de Norte, esa exquisitez al escribir que nos provoca ese deleite tan relajante..., tomar esas fotografías y compartirlas junto a la narración de la gratificante experiencia, es un regalo que se agradece y atesora en el alma.

    Gracias Toño, me trasladaste a ese hermoso monasterio y según te leía me iba sintiendo tan ligera y rebosante de serenidad, casi se percibe el olor de ese jardín y esos muros, y las conversaciones de esas figuras talladas entre risas y susurros, me pasa cuando visito nuestros lugares coloniales, es como si recreara la vida que hubo en ellos...

    Gracias por este regalo Toño, el final, esa mezcla de los sonidos antiguos (los cinceles de los canteros) y los actuales (las oraciones y cánticos de los monjes), te quedó incriblemente hermoso.

    Te dejo un abrazo con mucha emoción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de nada darte las gracias Idalia,... es un bellísimo comentario el que has dejado. Creo que Norte en este caso quiso compartir la sensación de serenidad y sosiego que le trasmitieron aquellas piedras,... piedras milenarias que ya forman parte de la historia. Quizás por eso, o por el arte, o la historia,... o por todo ello,... el lugar fascinó a Norte.
      Un abrazo Idalia!

      Eliminar
  7. Imagino tu emoción de poder disfrutar en soledad tanta vida e historia. Por lo que se ve un bello sol te acompañaba en tu caminar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los claustros de los conventos se solían edificar con la orientación Sur, la más soleada, así que Norte solo necesitó un poco de suerte con el día soleado. Te deseo un buen fin de semana!

      Eliminar
  8. Que lindura de tesoros
    históricos, precioso
    lugar, un gusto visitarte.

    Besitos dulces
    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a El Baile de Norte Siby, me alegro que la propuesta de Norte te haya gustado.
      Buen fin de semana!

      Eliminar
  9. Lo visité hace muuuuchos años y recuerdo que me sorprendió muchísimo el contraste entre su aspecto exterior y esas maravillas que encierra.
    Los claustros siempre me han provocado una sensación de recogimiento y de soledad, especialmente si, como en el caso de Norte, tienes la rara oportunidad de estar a solas aunque solo sea por unos pocos minutos. Y luego la sensación del paso del tiempo al pensar en quienes habitaron aquel lugar y pasearon por esos mismos pasillos que ahora estamos pisando. Y la impresión añadida de ver el enorme trabajo artesanal que representa esos pórticos, capiteles y relieves murales. Todo un gozo para la vista y la mente. Muchas gracias por recordármelo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los que estuvimos alguna vez en ese lugar se nos hace imposible no recordarlo. Es como dices un lugar cargado de historia.
      Un abrazo!

      Eliminar
  10. Visitar este lugar y muchos otros lugares como este da paz. Y tu nos lo cuentas con tu forma particular de ver esas piedras que nos relatan la historia bíblica. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mamen, me alegro que te haya gustado.
      Buen fin de semana!

      Eliminar
  11. ¡Qué paz y tranquilidad! Con tú forma de contar su historia nos haces un precioso regalo para nuestros sentidos capaces de viajar hasta allí sin movernos de la silla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias me alegro que te haya gustado. El claustro de Santo Domingo de Silos es es un lugar fascinante.
      Buen fin de semana!

      Eliminar
  12. ¡El claustro de Santo Domingo de Silos! Una maravilla. Lo visité con mis padres cuando era niño y todavía me acuerdo de la sensación de magia y recogimiento. Tengo que volver. Por aquí, también tengo que hacer un recorrido por los claustros de las abadías. Visité hace poco el de la colegiata de Nivelles. No es lo mismo, es más escueto, , pero merece la pena la visita. https://diriodeunaburrido.blogspot.com/2018/11/valonia-la-region-del-centro-los.html

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que, afortunadamente, el claustro a pesar de los años que pasaron desde que lo visitaste sigue igual,... jajaja,... fuera bromas tienes razón que es una maravilla. Norte no se cansa de verlo.
      Un abrazo!

      Eliminar
  13. ¡Hola, Norte! Un texto que no me extrañaría nada que hubiera sido escrito allí mismo, quizá en el claustro o tal vez en el patio. Porque estos enclaves son mucho más que la arquitectura o el arte de sus piedras. Estos lugares hablan o susurran como titulas en la entrada. Consiguen cambiarnos el ánimo, elevarnos, logran que el tipo que sale después de la visita sea mejor que el tipo que entró. Estupendas fotos y magnífico e inspirador texto. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría David, eso de poder sacar el blog de notas y escribir las entradas en el mismo lugar que estoy visitando,... lamentablemente mi proceso creativo requiere "digestión", así que procuro revivir cada instante una vez en casa.
      Gracias por tu tiempo David!

      Eliminar
  14. Gracias Norte, por ofrecernos estas imágenes y contarnos de tus certeras impresiones. ¡Y que suerte que disfrutaras del Claustro en soledad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya por las veces que tuve admirarlo con una veintena de personas,... jajaja Gracias por tu tiempo!

      Eliminar
  15. Además del disfrute visual, es emocionante estar en lugares donde se han cocido capítulos trascendentales de la Historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando Norte escribió esta entrada estaba leyendo Sidi de Arturo Pérez-Reverte, así que imagínate...
      Un abrazo!

      Eliminar
  16. Vaya fantástico claustro lleno de historia nos has mostrado, hay lugares que sobrecogen al pensar en todo lo que han vivido. Es algo que acostumbro a pensar cuando estoy en ciertos lugares, si esas piedras hablaran qué historias anónimas y conocidas nos contarían.
    Un placer la visita.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le estaba diciendo a Macondo hace un rato que, cuando Norte escribió esta entrada estaba leyendo Sidi de Arturo Pérez-Reverte, ya sabes la historia del destierro del Cid y fíjate que por ese lugar pasó él camino de su destierro,... en fin que, en efecto, si esas piedras hablaran...
      Gracias por tu tiempo Conxita!

      Eliminar
  17. Qué maravilloso lugar. Se respira quietud y paz, además de siglos de historia. Lo que habrán visto esas piedras.
    Un abrazo, amigo Norte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daría para escribir mil novelas... o más.
      Gracias por pasarte y dejar tu comentario Rocío.

      Eliminar
  18. Me has llenado de muchísima paz!! Y enormes ganas de conocer ese maravilloso.mágico y especial lugar
    Delicioso trabajo que quita el aliento. Gracias!
    Saludosbuhos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias me alegro que te haya gustado. El claustro de Santo Domingo de Silos es es un lugar fascinante.
      Buen fin de semana!

      Eliminar
  19. Que bonitas las fotos y que bien nos cuentas todo lo que allí puede verse, es un lugar cargado de historia como tu dices Toño. Esos capiteles son unas verdaderas joyas de la escultura en piedra.
    Que suerte que pudieras disfrutar en soledad de todo ese paraje tan hermoso. La piedra sobrecoge y el aire que se respira debe ser todo un manjar para los pulmones,
    Un gusto pasar por aquí para disfrutar de todo esto.Gracias
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Puri que te haya gustado la recomendación de Norte. Silos es un lugar muy hermoso repleto de historia. Gracias por tu tiempo y buen fin de semana!

      Eliminar
  20. Es como para echarse a dormir la siesta más larga del mundo ahí.

    Va un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía Camilo José Cela,... "una larga siesta de pijama y orinal"
      Un abrazo!

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Cuando se tiene la oportunidad de paladear a solas un lugar así, son momentos que uno puede dejar escapar Alexander.

      Eliminar
  22. Los claustros tienen algo especial. Dejando de lado temas eclesiásticos o incluso artísticos. El aire que se respira ahí dentro siempre es diferente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Haz un comentario